Hello Friends - Hola Amigos

I just wanted to catchup with those following my periodic blogs. As with everything, sometimes everyday life activities get in the way of progress with music projects. We are in the process of digital redistribution for my music. The process is kind of slow and aside from that, I have a new single being mixed and mastered that I plan to release soon, called “Manantial de Dios”. We are also working on a music video. As you can see, these projects are in progress, yet very time consuming. All in God's timing. These times are very trying for us all, but I encourage you in the Lord to stand fast and pray for one another. Spend time with your families and cherish your time together. I think many families have become disconnected with each other and these divisions have harmed our children. I don't agree with the popular belief that once a child comes of age they should abandon their families to go and live on their own. The people of God, such as leaders in the word of God, have always supported and guided their children and its that strength and bond that creates unity among families. No matter how old we are, we always need the guidance and experience of our elders. 


Solo quería ponerme al día con los que siguen mis blogs periódicos. Como ocurre con todo, a veces las actividades de la vida cotidiana se interponen en el progreso de los proyectos musicales. Estamos en el proceso de redistribución digital de mi música. El proceso es un poco lento y aparte de eso, tengo un nuevo sencillo en proceso de mezcla y masterización que planeo lanzar pronto, llamado “Manantial de Dios”. También estamos trabajando en un video musical. Como puede ver, estos proyectos están en progreso, pero consumen mucho tiempo. Todo en el tiempo de Dios. Estos tiempos son muy difíciles para todos nosotros, pero los animo en el Señor a mantenerse firmes y orar unos por otros. Pasen tiempo con sus familias y aprecien su tiempo juntos. Creo que muchas familias se han desconectado entre sí y estas divisiones han dañado a nuestros hijos. No estoy de acuerdo con la creencia popular de que una vez que un niño alcanza la mayoría de edad debe abandonar a su familia para irse a vivir solo. El pueblo de Dios, como líderes en la palabra de Dios, siempre ha apoyado y guiado a sus hijos y es esa fuerza y ​​vínculo que crea la unidad entre las familias. No importa la edad que tengamos, siempre necesitamos la guía y la experiencia de nuestros mayores.